¿Qué es la prueba del tamizaje neonatal?

También denominada prueba del talón, este análisis consiste en la extracción de unas gotas de sangre del talón del recién nacido que se analizarán durante la siguiente semana a su nacimiento con el fin de realizar un examen precoz de posibles enfermedades que se pueden llegar a descubrir en las primeras semanas de vida. Esta prueba es obligatoria y muy importante para tu bebé ya que puede marcar la diferencia entre un tratamiento preventivo y la asistencia paliativa.

Enfermedades que se descartan con el tamizaje neonatal

  • Hiperplasia adrenal congénita: La mala asimilación del cortisol provoca que se produzcan desórdenes en las hormonas sexuales, entre otras, que pueden desembocar en la masculinización de los órganos sexuales femeninos.
  • Hipotiroidismo: Aunque en la actualidad existen buenos tratamientos para el fallo de la glándula tiroidea, lo cierto es que esta condición mantiene en un constante estado de alerta a las mamás ya que se trata de una glándula clave en el desarrollo mental y físico así como en el crecimiento del bebé. Su detección precoz conlleva la posibilidad de llevar una vida normal.

  • Fenilcetonuria: La mala metabolización de la felinalina por parte del hígado produce consecuencias como retraso mental, retraso psicomotor, etc. En un alto porcentaje de los casos los padres son portadores de esta enfermedad por lo que es imprescindible realizar los análisis pertinentes para su tratamiento y prevención.

  • Fibrosis quística: Enfermedad pulmonar de naturaleza crónica que afecta también a los intestinos o al hígado. Los bebés que lo sufren ven reducida su calidad y esperanza de vida por lo que detectarlo a tiempo es vital para su prevención.

 Tamizaje neonatal

 Imagen cortesía de U.S. Air Force photo/Staff Sgt Eric T. Sheler